Español


Crucigrama de palabras con "C"
Sílabas con ca, que, qui, co, cu


HORIZONTALES
1. Coco pequeño.
2. Tortilla de maíz doblada, rellena de queso y otros ingredientes.
3. Estado físico del agua que está en el mar, el río o el arroyo.
4. Mueble donde duerme un bebé.
5. Producto en forma de barra, elaborado con leche.
6. Lugar donde elaboran y venden tacos.
VERTICALES
7. Producto elaborado con leche.
8. Lo contrario de grande.
9. Juguete de vidrio, de tamaño pequeño y en forma de esfera.
10. Es el número ordinal que sigue del cuarto.

Crucigrama de palabras con "G"
Sílabas ga, gue, gui, güe, güi, ge, gi, go

HORIZONTALES:
1. Instrumento musical de seis cuerdas.
2. Planta con flores muy grandes, de color amarillo.
3. Mujer de piel blanca y cabello rubio.
4. Persona de estatura mucho mayor de lo normal.
VERTICALES:
5. Animal doméstico, mamífero, felino, que come ratones.
6. Cocinar los alimentos para comer.
7. Líquido transparente sin olor ni sabor que se encuentra en ríos y mares.
8. Ave de plumaje en color blanco y negro que vive en el hielo.
9. Así grita la gente en un estadio de futbol cuando el balón entra en la portería.

10. Cara de una hoja de papel de un libro o cuaderno.



Crucigrama palabras con b y v


HORIZONTALES

1. Medio de transporte terrestre de dos ruedas. No usa gasolina.
2. Se utilizan para prevenir enfermedades graves o mortales.
3. Lo contrario de malo.
4. Prenda de vestir para mujer.
5. Por su cráter salen magma y gases del interior de la Tierra.
6. Pieza pequeña de metal o plástico que se cose en la vestimenta para abrocharla.
7. Es un rectángulo de papel especial que se usa como moneda, tiene valor de $20, $50,100, $200, $500 ó 1000.

VERTICALES
8. Es un medio de transporte que flota sobre el agua.
9. Estación del año que se caracteriza porque hace mucho calor.
10. Es uno de los símbolos de la patria, tiene tres colores.
11. Extensión de terreno densamente poblado de árboles.
Para español, primer bloque

  Escribí la letra de un vals utilizando "El vals de las mariposas" instrumental para motivar a los niños de primero antes de identificar la A al inicio y al final de algunos nombres de compañeros de grupo, también elaboré un Gif animado que se puede utilizar para diapositiva (aún no lo utilizo). Antes de conocer la canción les conté un pequeño cuento para explicar el por qué del vals de la A.

El vals de la A
 
En un lejano lugar vivían muy felices todas las letras: las vocales que son cinco (pregunté sus nombres) y las consonantes (pregunté sus nombres, como no sabían, les di ejemplos). La A vivía ahí, era una letra a quien todos querían porque estaba en la palabra "amiga" (escribí "amiga" señalando la primera y la última vocal), también estaba en la palabra "ángel", "ala", etc. Pero la vocal A estaba triste porque se acercaba su cumpleaños y pensaba que nadie se acordaría. Ella siempre había deseado una gran fiesta donde bailara el vals. Le comentó a la vocal I que en sus más de tres mil años nunca había festejado su cumpleaños como siempre había soñado: ¡bailando un vals! Las vocales decidieron organizar una fiesta a tan buena amiga con la colaboración de todas las consonantes.
Para la A fue una agradable sorpresa, era la fiesta que siempre quiso. (Aquí los niños me fueron diciendo los alimentos que había, por ejemplo dijeron que hubo sopa de letras, me describieron los adornos, el vestido de la A, etc.). Los músicos empezaron a tocar un maravilloso vals y la A bailó feliz con la I. En ese momento puse el "Vals de las mariposas" (instrumental) y les pedí que cerraran los ojos para imaginar cómo fue la fiesta de la A. Ellos dijeron lo que habían imaginado, estaban muy entusiasmados.
Al terminar leímos la letra de la canción dos o tres veces y fui preguntando por palabras al azar. Después pedí a los niños que identificaran palabras con A en la letra de la canción que les entregué. Algunos niños pasaron a escribirlas al pizarrón y los demás las copiaron en su cuaderno. Para terminar se levantaron y bailaron el vals de la A.
Vals de la A
Es la fiesta, es la fiesta de la Aaa
bailando llegan las vocales todas
ya están bailando, ritmo de vals
danzando estáaaa, la letra amiga.
Vals de la Aaaa, vals de la A, de la Aaaaa
todas las letras girando, ya están.
Vamos mi amiga, dame la mano, la mano dame
la mano y gira Aaaaaaaaaaá.
 
Aaaaa, vals de la Aaaaa, de la aaaa
danzando las letras ya están aaaaa
Aaaaa vals de la Aaaaaa,
Aaaaaaa la letra Aaaaaaa.
Vals de la Aaaa, vals de la A, de la Aaaaa
todas las letras girando, ya están.
Vamos mi amiga, dame la mano, la mano
dame la mano y gira aaaaaaaaaaá.
 
Aaaaa, vals de la Aaaaa, de la aaaa
danzando las letras ya están aaaaa
Aaaaa vals de la Aaaaaa,
Aaaaaaa la letra Aaaaaaa.
 
Ya que había empezado con la A, seguí con las demás vocales y sus Gifs animados, cada canción lleva un pequeño cuento antes de escuchar la música y la letra. Después se lee junto con los niños y para finalizar se baila y se canta improvisando una coreografía.
La siguiente canción se canta con "Oh, my darling Clementine" instrumental. La cantamos haciendo movimientos con todo el cuerpo.
 
La O es la mejor

En el juego de futbol
la vocal O es la mejor
rodando con el balón
corre, corre bajo el Sol. 
 
Ocho goles ya metió
¡Oh, ha metido otro gol!
la Ooo es la mejor 
ella lleva el balón.
 
En el campo de futbol
rueda y rueda va la O
¡Oh, que obesa es la O!
aún así metió otro gol.
 
Se repite todo.
 
Porra: ¡La O, la O, la O!
¡Oh, Oh, Oh!
 
 
La siguiente canción se canta con "La burrita" de Frank Pourcel instrumental.
 
La U de las pezuñas
Ahí viene una burrita
moviendo su colita
herraduras  en pezuñas
que son la letra Uuu.

La Uu, la Uuuu
está  en sus pezuñas
La Uu, la Uuuu
está en sus pezuñas.

La burrita Tururú
camina en la Uuu
La U, la U, la U
la que buscabas tú.

La U, la U, la U
es una herradura
se aburre en sus pezuñas
la U, la U, la U.

La Uu, la Uuu
está en sus pezuñas
La Uu, la U
está en sus pezuñas.

Se repite todo.

La siguiente canción se canta con "Tiempo de vals". No me quedó bien el Gif animado de la E, pero ya no tenía paciencia ni tiempo para mejorarlo.

Vals de la E
Viene valsando la E con sus pies
un dos, tres, un dos tres, Eeeee
es el tiempo del baile de la letra E,
el baile de la E.

Mueve tres pies, un dos tres, un dos tres
tiene un ritmo de vals yo lo sé, yo lo sé
es el baile que E baila con altivez
el baile de la E.

Muévete al ritmo de E,
de la E, de la Eeeee
Muévete al ritmo de E,
de la E, de la Eeeee.
 
Sólo me falta escribir la de la i.

Por favor escribe tus comentarios o sugerencias al final de esta entrada.
 
Juego para presentación

Quién soy y de dónde vengo

Los niños se sientan en círculo y cada uno dice su nombre como en el siguiente ejemplo:
 
Yo soy... Esther
Vengo de... Europa
Traigo... enchiladas
Donde dice "vengo" no necesariamente tiene que ser un país, ciudad o continente. Puede venir de "La escuela, la casa, la iglesia, la feria, etc.
Donde dice "traigo" puede ser cualquier cosa, por ejemplo: un caballo, un osito, mi muñeca, un dibujo, etc.
Aportación de las maestras Esther y Modesta

El círculo de los nombres
Materiales:
-Una tarjeta en opalina con su nombre.

-Música.


Instrucciones:

-A cada niño se le entrega una tarjeta con su nombre.

-Se les indica que deben mostrar la tarjeta para que los demás niños observen con qué letra inicia su nombre (se les da tiempo suficiente).

-Cuando empieza a escucharse la música* todos los niños bailando entregan su tarjeta al de la derecha y reciben otra. Las tarjetas deben girar hasta que se para la música y todos quedan con una tarjeta que no es la suya.
-Cada niño tiene que observar con qué letra inicia el nombre de la tarjeta que tiene y deberá entregarla al niño correspondiente.
-Quien se equivoca al entregar la tarjeta deberá entregar una prenda.
-Todos los que equivocaron al final de dos o tres rondas bailan para recuperar su prenda.
* Si no tienes música puedes marcar el ritmo con las palmas y cantar o recitar lo siguiente:
Giran, giran los nombres
a la derecha, a la derecha
giran. giran los nombres.
Yo voy a utilizar "Gira la rueda" de Chon Arauza (la encontré en Youtube)

 
Directorio telefónico
Formato en Word de directorio teléfonico para pocos alumnos, especial para multigrado. Da clic en el enlace para descargar: Directorio telefónico, chico

Para este formato dobla la hoja a la mitad por la parte más larga y recorta por la línea que se forma al doblar, acomoda las hojas en orden alfabético y engrapa o cose por la línea central, como se indica en la imagen.
Formato en Word de directorio telefónico para muchos alumnos: Directorio telefónico grande

Importante: No cambies las letras de lugar y si lo necesitas hacer porque no caben los nombres, hazlo con precaución.

Elaboración de trabalenguas y juegos de palabras

Los alumnos de segundo ciclo elaboraron juegos de palabras en el salón de clases, éstos son algunos ejemplos:




Para elaborar los textos, los niños escribieron una estrofa pensando en algo que los inspira, después agregaron otra terminación a la última palabra de cada verso. Lo que escribieron no es copiado. Fue trabajo individual  y sin ayuda. Antes hicimos varios en forma grupal pero no los copiamos antes de borrar el pizarrrón.
Dinámicas y juegos para el aprendizaje
Aumentativo


Chistes, juegos y canciones para trabajar con contenidos de español y matemáticas y hacer más agradables las clases. La mayoría de los chistes son adaptaciones de chistes conocidos,  otros me los han contado compañeros de trabajo de la escuela donde trabajé por varios años.

El niño exagerado
(Basado en otro chiste que escuché hace algunos años, probablemente en la televisión. Lo adapté al lugar donde trabajo y a la actualidad)

Un chico presumido le pide ayuda a su hermanito para impresionar a una chica que le gusta y a quien le quiere pedir que sea su novia.
_ ¿Qué quieres que haga? _ Pregunta el niño.
_Necesito que exageres un poco todos mis comentarios. Yo nombraré las cosas en diminutivo y tú exageras. ¿Crees que podrás ayudarme?
_ ¡Claro que sí! Ya sabes que yo siempre estoy exagerando.

Llega la chica, la presenta y empiezan a platicar.
_ ¿Verdad que es linda mi morenita? _ Pregunta el chico a su hermanito.
_ ¿Morenita? ¡Morenaza! _ Dice con admiración al ver la estatura de la chica.

Mientras caminan por las calles de Quirasco, la chica pregunta:
_ ¿Dónde vives?
_ En Zaragoza. Ahí tienen mis papás un terrenito.
_ ¿Terrenito? ¡Terrenaaazo! Agrega el niño abriendo los brazos.
_Ahí acaban de terminar nuestra casita.
_ ¿Casita? ¡Casooota! Dice el niño estirando los brazos.
_La escuela está muy lejos de su casa ¿Cómo se vienen?
_ Mi padre nos trae en su carrito.
_ ¿Carrito? ¡Carraaazo! ¡Qué carraaaazo!
_ ¡Oh! ¿Tienes alguna admiradora en Zaragoza?
_ ¿Una admiradora? ¡Muchas admiradoras!, ¡cientos, miles! _ Dice el niño.
_ ¡Cof cof! _El chico tose cohibido por el comentario de su hermanito.
_ ¿Tienes tos? _ Pregunta ella.
_ Sí, es una tosecita que tengo desde hace días.
_ ¿Tosecita? ¡Influenza H1N1!¡Y ya contagió a mucha, muuucha gente. _ Agrega con picardía el niño.


Diminutivo

 
El niño que hablaba en diminutivo

Éste me lo contó el difunto Profr. Lázaro. Tal vez lo cambié un poco, pero esa era la idea.

Había una vez un niño que siempre hablaba en diminutivo. Su padre le decía así:
_Hijo, por favor, ya no hables en diminutivo. No tiene nada de malo hablar así pero tú usas demasiado el diminutivo en los sustantivos.
_ Trataré de no decir más cositas en diminutivo papito.
_ ¡Ay hijo!
Un día, la familia del niño recibió una invitación de don Agapito a una comida. El padre le dio recomendaciones para que se comportara de manera correcta en casa de don Agapito, también le pidió que no hablara en diminutivo.
_ Si papito, este niñito se portará bien en esa comidita.
_ Por favor hijo, es muy importante para mí dar una buena impresión, no me hagas quedar mal hablando así.
_ Si papito, seguiré tus consejitos.
_ ¡Hijo! ¡Por favor, sólo por unas horas habla bien!
_ Si papá, te lo prometo, hoy no hablaré en diminutivo. _ Dijo el niño con voz grave.

Llegan a la comida y el padre está muy complacido al escuchar hablar al niño.
_ ¿Te gustó la comida, quieres un poco más? _ Pregunta amablemente don Agapito.
Recordando las recomendaciones de su padre, el niño contesta:
_ Muchas gracias don Agapo, todo estuvo exquiso pero ya no tengo apeto.



Palabras homófonas

La bandera o lavandera
Desconozco el nombre del autor

¿Por qué el presidente Felipe Calderón cambió lavandera?
(La mayoría cree que cambió la bandera y dan sus opiniones, por ejemplo que ya estaba rota o que le cambió el águila.)
La respuesta es: Porque no lavaba bien.
Se dice el nombre del presidente en turno.


Palabras homógrafas

Animal dos veces animal
Desconozco el nombre del autor


¿Cuál es el animal que es dos animales al mismo tiempo?
El gato, porque es gato y araña.


Antónimos


Lo Contrario

Tomé la idea de otro chiste, pero éste es más actual, con otras palabras y apropiado para la primaria porque el original es para otro nivel.

_ ¿Alguno de ustedes sabe que es lo contrario de "in"? _ Pregunta la maestra.
_ ¡Off! _ Responden rápidamente los alumnos.
_ Está bien, pero en español lo contrario del prefijo "in", es la misma palabra, pero sin esa sílaba.
_ ¿Inseguro, lo contrario es seguro; infeliz, lo contrario es feliz; inútil lo contrario es útil? _Pregunta una niña.
_ Así es. _ Dice la maestra. _ Pero recuerden que lo contrario de industria, no es dustria; Internet no es lo contrario de Ternet; interesa no es lo contrario de Teresa.
_ ¡Ja ja ja! _ Todos los alumnos ríen.
_Vamos a ver... ¿Quién puede formar una frase coherente con palabras a las que le quitemos el prefijo "in”?
_ ¡Yo, yo! _ Grita un niño al mismo tiempo que corre hacia el pizarrón, toma el marcador y empieza a escribir lo siguiente: “Rosa entregó varias vitaciones para asistir su fiesta fantil. Hubo muchos vitados y recibió finidad de regalos, pero lo que le más le gustó fue el trumento musical que siempre había deseado.”
_ Teresante pero ¿puedes tercambiar las palabras que subrayaste por otras que signifiquen lo contrario? _ Dijo la maestra.


El juego de los listos

Me lo enseñó un maestro de Educación Física en un seminario: el Profr. Naín un maestro de Huauchinango muy creativo.

Este es el juego, este es el juego
sólo para los liiiis…tos (Los alumnos terminan la palabra)
el juego va a comenzar
no te vayas a equivocar.
 
Arriba, arriba, arriba (dice el maestro señalando)
abajo, abajo, abajo. (Contestan los alumnos).
 
Derecha, derecha, derecha (Caminado a la derecha)
izquierda, izquierda, izquierda (caminando a la izquierda)
 
El maestro dice algo haciendo movimientos y los alumnos dicen lo contrario.
Puede decir:
enfermo-sano
fácil-difícil
atrás- adelante
lejos-cerca
alto-bajo, etc.
El maestro canta la primera estrofa bailando a ritmo de rap.
 
Cuando yo diga
También hay una canción muy contagiosa que canta "Tropical del Bravo". La pueden adaptar a las palabras opuestas que necesiten trabajar.
Yo la utilizo con primer ciclo para los conceptos espaciales: izquierda derecha arriba abajo adelante atrás.
Si no la tienen la pueden descargar en Youtube.

 
Los verbos
La fiesta
Parodia de la canción que cantaba Cepillín


Todo el grupo en esta clase
hoy se va a divertir
los verbos que voy diciendo
los tienen que realizar.
A cantar, a cantar
todo el grupo va a cantar
la la lá la la lá
lala lala lala lá.

A reír, a reír
todo el grupo va a reír
ja ja já, ja ja já
jaja jaja jaja já.

Pueden decir toser, aplaudir, saltar, silbar, llorar, bailar, planchar, nadar, barrer o lavar.
Realizan las acciones con movimientos al ritmo de la música.



Lunes antes de almorzar
Desconozco el nombre del autor

Lunes antes de almorzar
una niña iba a pasear,
pero no pudo pasear
porque tenía que estudiar.

Martes antes de almorzar
una niña iba a lavar
pero no pudo lavar
porque tenía que nadar.
 
Pueden utilizarla para que los niños de primer grado le cambien los verbos.


Tiempo copretérito

 
Cuando yo era niña (No sé cuál es el título original)
Autor desconocido

Cuando yo era baby, baby baby
chupeteaba, chupeteaba, chupeteaba.

Cuando era joven, joven, joven,
coqueteaba, coqueteaba, coqueteaba. (Coqueteando)

Cuando era madre, madre, madre,
arrullaba, arrullaba, arrullaba. (Meciendo a un bebé imaginario)

Cuando era viejo vieja vieja,
bastoneaba, bastoneaba, bastoneaba.

Cuando era muerto, muerto, muerto,
apestaba, apestaba, apestaba.

Cuando era polvo, polvo, polvo,
me barrían me barrían me barrían.

Cuando era ángel, ángel, ángel,
te cuidaba, te cuidaba, te cuidaba.

Sirve para que los niños observen la terminación del copretérito o cuando lleva acento.
Si no se la saben pidan a las niñas que la canten, la mayoría conoce a esta canción, es muy conocida, después todo el grupo puede escribir otras, por ejemplo:

Cuando me asustaba, me asustaba, me asustaba
yo lloraba, yo lloraba, yo lloraba.


Conjugación del verbo saber

¿Sepo, sabo o sé?
Desconozco el nombre del autor

Dos niños pequeños discuten acerca de la conjugación del verbo saber.
_No se dice yo no sabo, se dice yo no sepo.
_No se dice yo no sepo, se dice yo no sabo.

Una señora que pasaba por allí , se detiene y les dice:
_ No se dice de ninguna de las dos maneras.
_ ¿Entonces cómo se dice? _ Preguntan los niños.
_ Yo no sé.
_ ¡Pues si no sabe para qué se mete!



Acentuación

 


Página es esdrújula
Profra. Agripina Mendoza Lemus
Una niña trata de abrir una página de Internet que sugiere el libro de Ciencias naturales para saber más acerca de los animales en peligro de extinción.
_ Maestra Enciclomedia tiene un problema, no abre la página.
_¿Es grave?
_No, es esdrújula.

La fuerza del acento
Profra. Agripina Mendoza Lemus

Las palabras llevan una fuerza
que a veces está oculta
para encontrarla pronuncia
cada sílaba despacio.

Esa fuerza es el acento
a veces escrito, a veces no
según las condiciones para escribirlo:
las famosas reglas de ortografía.


Las agudas agudecen sin salvación.
“Examen” tiene grave la penúltima sílaba.
por envidiar a la intrépida esdrújula
mostrando siempre su fuerza sin condición.


La aguda muestra su fuerza con orgullo
cuando termina en “n”, “s” o vocal,
la grave la contradice con lo opuesto:
cuando termina en “n” o “s” no se acentúa.
06-12- 2003

 


Escribí el siguiente guión de teatro porque mis alumnos me pidieron que escribiera algo para jugar con el acento. Creo que se divirtieron mucho jugando al Juicio del acento.

Juicio del Acento Escrito
Profra. Agripina Mendoza Lemus

Personajes:
-Narrador
-Juez
-Acento escrito
-Niños
-Lidia
-Eduardo
-Fiscal
-Verbo
-Coma
-Abogado acusador
-Abogado defensor
-Adjetivo
-Libro
NARRADOR: En el país de La Gramática vivía un delgado símbolo llamado Acento Escrito. Acento tenía una importante misión en su vida: dar énfasis a la sílaba tónica de las palabras. Su trabajo facilitaba al lector la lectura de los textos, sólo que Acento escrito tenía muchos enemigos que no lo querían porque decían que se ponía muy exigente e intolerante.
Un día Acento Escrito recibió un aviso de que debería presentarse a declarar en un juicio porque había sido acusado de causar muchos problemas a los estudiantes de la escuela Niños Héroes de Chapultepec. Como no tenía de que preocuparse porque actuaba como se lo indicaban las reglas ortográficas de la Academia de la Lengua Española, Acento Escrito acudió muy tranquilo ante el juez. Vamos a acercarnos para ver cómo se desarrolla el juicio.
(En la sala se escucha mucho ruido por tanto curioso que asistió al juicio del Acento para ver como lo declaran culpable.)
JUEZ: (Muy serio) Señor Acento Escrito, por favor tome su lugar en el banquillo de los acusados.
ACENTO ESCRITO: Si señor juez, muchas gracias.
NIÑOS: ¡Fuera! ¡Acento malvado! ¡No te queremos en las palabras!, ¡Fuera!
JUEZ: ¡Silenciooo! ¡Orden en la sala!
NIÑO: ¡El Acento es culpable!
LIDIA: ¡Bórrenlo por entrometido! ¡No lo necesitamos para escribir!
EDUARDO: ¡Sin acento, sin acento!
JUEZ: (Golpeando el mazo) ¡Orden en la sala o se suspende el juicio! (Se pone serio) Vamos a llevar a cabo el juicio del Acento. (Dirigiéndose a la fiscal) A ver licenciada Palabrín escuchamos su alegato.
FISCAL: Gracias Señor juez. Acento Escrito es acusado de cometer el delito de hacer difícil la escritura de los niños de la primaria Niños Héroes de Chapultepec.
COMA: ¡Eso no es cierto, es una injusticia!
JUEZ: ¡Silencio señorita Coma o voy a pedir que la saquen!
FISCAL: Señor verbo ¿qué tiene usted que decir del señor Acento?
VERBO: Yo acuso a Acento de ser intolerante, difícil y mentiroso.
ACENTO: ¿Yo intolerante, difícil y mentiroso?
JUEZ: ¡Silencio! ¡Va a hablar cuando se le pregunte!
FISCAL: Señor Verbo, ¿es verdad que usted ha tenido problemas con el acusado?
VERBO: Si, licenciada, el Acento me hace la vida muy difícil.
FISCAL: Por favor explíquenos en que consiste esa dificultad.
VERBO: Los estudiantes odian conjugarme por culpa del Acento.
FISCAL: ¿En qué consiste esa dificultad?
VERBO: Los niños no saben cuál es la sílaba tónica y el acento se mete donde quiere.
FISCAL: ¿Y no ha buscado ayuda?
VERBO: ¡Claro qué sí! He buscado la ayuda del corrector ortográfico de Word pero me ha fallado varias veces porque no reconoce los errores.
FISCAL: Explíquenos mejor, por favor.
VERBO: El corrector ortográfico de Word, no marca error al escribir algunos verbos en pasado, por ejemplo transito. Pueden ustedes comprobarlo escribiendo el verbo con o sin acento. Estas son las pruebas (Muestra verbos conjugados en hojas blancas)
COMA: Es que además de usar el corrector ortográfico debes pensar, conocer el significado y las reglas ortográficas de…
JUEZ: ¡Silencio señorita Coma! No se le ha pedido su opinión.
FISCAL: (Dirigiéndose al abogado acusador) Licenciado ¿Tiene algo que agregar?
ABOGADO ACUSADOR: Sí licenciada, mi cliente ha tenido muchos problemas causados por el acento.
FISCAL: ¿Tiene algún testigo?
ADJETIVO: Si, señor juez, el acento es culpable porque se entromete en todo.
FISCAL: Abogado defensor ¿Tiene algo que decir?
ABOGADO DEFENSOR: Tengo un testigo ¿Se le puede tomar su declaración? Mi testigo va a presentar pruebas de la utilidad del acusado.
JUEZ: ¡Claro que sí! ¡Adelante!
LIBRO: Yo he sido testigo de cómo el acento ha sido muy importante para que los lectores identifiquen el significado de las palabras.
FISCAL: ¿Cuáles son las pruebas que mencionó el abogado?
LIBRO: (Mostrando unas hojas con palabras) Por ejemplo: no es lo mismo tránsito, transito y transitó.
COMA: ¡Tiene razón!
JUEZ: (Al acusado) Señor Acento y usted ¿cómo se declara?
ACENTO: Yo me declaro inocente ¡por supuesto!
NIÑOS: ¡No es cierto! ¡Miente! ¡Que lo borren!
JUEZ: ¡Silencioooo!
ACENTO: Lo único que yo hago es cumplir con mi deber, actúo de acuerdo a las reglas ortográficas.
LIBRO: Yo defiendo al Acento porque sin él no entenderíamos el significado de las palabras.
FISCAL: Explíquenos mejor por favor.
LIBRO: Mire, cuando el lector ve las palabras acentuadas sabe cómo debe pronunciarlas, porque hay palabras que se escriben igual pero el Acento les cambia el significado, por ejemplo: como y cómo.
FISCAL: ¿Algo más?
LIBRO: Sí licenciada, también sirve para dar énfasis a la palabra.
FISCAL: Las pruebas presentadas son suficientes para dar mi veredicto. (Todos de quedan callados y quietos) Señor acento Escrito, esta corte lo declara inocente de todos los cargos.
NIÑOS: (Aplausos) ¡Viva! ¡Bravo! ¡A la bio, a la bao a la bim bom bam! ¡Acento, Acento ra ra rá!
Septiembre 2009
 
Ortografía 
Ahora se escribe con h
Desconozco el nombre del autor
¿Sabían que antes México se escribía con j y que ahora se escribe con h?
Algunos preguntan sorprendidos si ahora se escribe con h y otros dicen que no es verdad, entonces se escribe la palabra ahora en el pizarrón y todos ríen al ver la h.
Generalmente se escribe con g
Desconozco el nombre del autor
¿Sabían que jitomate se escribe con j pero generalmente se escribe con g?
Se puede cambiar la palabra jitomate por una con la que los niños no tienen ninguna duda de cómo se escribe, para que sorprendidos pregunten: ¿Cómo que se escribe con g? Entonces se escribe en el pizarrón el adverbio generalmente.


Uso de la “y” y de la “ll”
El payaso

Adaptación de un juego para niños de primero o de Jardín de niños que me enseñaron en la Normal. Yo le agregué el cartel con las palabras. Se puede utilizar con cualquier grado, a todos los niños les gusta saltar y dejarse caer.
Salta, salta el payaso
salta, salta sin caer
salta, salta el payaso
el payaso se cayó.

Digo la estrofa mientras los niños saltan al ritmo de los versos, en la última palabra del último verso, levantó más la voz en la sílaba tónica y muestro un cartel que dice cayó o uno que dice calló.
Cuando dice cayó, los niños se dejan caer y gritan ¡ay!
Cuando dice calló, se quedan quietos con el dedo índice sobre los labios y dicen shh.

Adjetivo calificativo

¿De qué hablo?
De la maestra Nélida Abasolo Fonseca, que trabajó en la escuela Niños Héroes de Chapultepec
Grande o chico
feo o atractivo
Adivina de qué hablo,
¿de un adverbio o un adjetivo?


Adivinanza
Felipe Montes Rivera, maestro de la escuela Niños Héroes de Chapultepec
A los niños les gusto
a los grandes quito el sombrero
a todos les pego un susto
y presagio un aguacero.
El viento
Preposiciones
 
Las preposiciones
Canción con la melodía de “Clementina” o “Oh My Darling Clementine”
Diecisiete son, diecisiete son
diecisiete preposiciones
ante, bajo, cabe, contra,
con, de, desde, entre, en.
Todavía faltan, todavía faltan
todavía faltan más
hacia, hasta, para, a
por, según, sin, sobre, tras.
La compuso José Arturo Alfaro Díaz cuando estaba en sexto grado porque les pedí que inventaran un juego de palabras o canción para aprenderse las preposiciones y así identificarlas fácilmente en el futuro. Esta fue la canción que ganó. Dice 17 porque les escribí 17 preposiciones en el pizarrón, pero son más. Le pueden cambiar el número.

A ver si puedo convencer a un alumno para que la cante para poner aquí el audio.
Uno de los sonidos de la "x"
 
Conex, conex
Canción maya

Conex, conex
palexen
xicubin, xicubin
yo kolkin.
La “x” suena como “sh”
Rima

A mi burro, a mi burro
Canción popular
A mi burro, a mi burro
le duele la cabeza
y el médico le ha dado
un poco de cerveza.

A mi burro, a mi burro
le duelen las orejas
y el médico le ha dado
sopita de lentejas.

A mi burro, a mi burro
le duelen las patitas
y el médico le ha dado
unas ricas tortillitas.

A mi burro, a mi burro
le duelen la colita
y el médico le ha dado
una pastillita.

A mi burro, a mi burro
le duelen las rodillas
y el médico le ha dado
un par de quesadillas.

 
Después de cantar la canción, pueden escribir los versos incompletos en el pizarrón o en hojas para que los niños de primer grado escriban palabras que riman (las que ellos quieran escribir).
Al burro le puede doler todo el cuerpo: pestañas, ojitos, trompita, cuellito, nariz, corazón, etc.

Cuentos de terror y misterio

Una silueta en la oscuridad
Chistecito para niños de primero
Desconozco el nombre del autor
Primero se les pregunta a los niños si les gustan los cuentos de terror y si no se asustan al escuchar uno muy terrorífico. Si piden el cuento y prometen no asustarse se les narra creando un ambiente de miedo con gestos, movimientos de las manos, subiendo y bajando el volumen, hablando lentamente o rápido, etc. Después de cada frase hay que hacer una pausa para dar oportunidad para que exclamen frases de miedo.

Una noche muy, muy oscura
cuando todos duermen
se escucha un ruido extraño dentro de la casa.

Una silueta se mueve lentamente
Se acerca a la cocina. (En voz baja)
Abre la puerta (Lentamente)

¡Toma un cuchillo! (Levantando la voz y con un ademán para que se asusten)
¡Y le pone mermelada a su bolillo! (Se dice rápidamente y riendo para que comprendan que era una broma).



Chistes


Chiste al revés
Desconozco el nombre del autor
_ ¿Quieres que te cuente un chiste al revés?
_ Sí.
_ Empieza a reírte.

La muerte del Libro de Español
Dominio popular (Lo dijo el Profr. Enrique Larios a los niños de primaria)

¿Quién mató al Libro de Español?
Respuesta: Un sujeto.

Chiste que surgió en el grupo multigrado
_¿Qué es una regla graduada?
_Una regla el día de su graduación.

Por favor escriban sus comentarios al final de esta página.

Rimas para escribir un texto navideño

He tratado de reunir algunas palabras que agrupé por su rima. La escribí en color rojo para que los niños distingan que en esa vocal de la sílaba tónica empieza la rima. Con estas palabras los niños pueden escribir no sólo poemas y cantos, también cuentos, acrósticos, fábulas, etc.
Puedes imprimir la tarjeta en hojas opalina y forrarlas con mica adherible para que las utilices varias veces, pegando dos o tres en el pizarrón. Para que de buen resultado no se debe enseñar la tarjeta antes de empezar a elaborar el borrador del poema, sólo es ayuda para cuando no encuentran la rima. Si les das las rimas, algunos niños escribirán poemas sin sentido. Para una narración si puedes entregar la tarjeta antes de escribir. Espero que te sirva este material.


En esta ocasión ninguno de mis alumnos eligió hacer poema o canción.

Elaboración de antologías


En el segundo proyecto de español del bloque II los niños escriben cuentos de terror para elaborar una antología.
El siguiente instructivo te servirá para organizar tus evidencias del trabajo de los niños. Tal vez no es la manera más fácil o mejor de hacerlo, pero es la que se me ocurrió y me ha dado resultado.
Cómo encuadernar las antologías que elaboran los niños
Materiales:
-Hilo de algodón y aguja
-Dos hojas opalina, gruesas (del color que prefieran)
-Mica adherible
-Pegamento


Procedimiento:
1. Ordena las hojas y cóselas con el hilo y la aguja aproximadamente a 6 mm del borde.
2. Elabora la portada en una hoja opalina.
3. Unta pegamento a todo el borde de la primera hoja del paquete, también sobre el hilván que hiciste.
4. Coloca la portada y del otro lado la otra hoja opalina.
5. Unta suficiente pegamento al lomo del libro, frotando con el dedo para que se peguen todas las hojas.
6. Espera a que seque el pegamento.
7. Con mucho cuidado forra la antología y recorta el sobrante de mica.

Es un juego de palabras que no he clasificado. Lo escribí hace varios años.
El juego de la confusión
Que gran confusión
baila en mi cabeza
al compás de no sé qué
traviesas ideas que no logro hilar.

Aprovechando la confusión
vamos hoy a confundir
palabras, palabritas y palabruchas
jugueteando con humor.

¿“Limpio” es un sano verbo?
¿O acaso sucio adjetivo?
Traviesa y tierna palabra es “dulce”
¿Será adjetivo o sustantivo?

¡Que locura de palabras!, que ya no sé
Si se escribe aprender ¿o aprehender?
¿Será lo mismo decir el hada llegó
o helada llegó también?

¿Diminutivo de esperanza es esperancita?
¿Quiénes esperan cita?
¿Cita de pera o espera sin cita?
¿Y la zeta de esperanza donde quedó en la cita?

_Muy grande es mi confusión
que “critico” no sé dónde lleva el acento.
_Donde tú quieras ponerlo
pero depende de la intención.
Noviembre 2003

Leyendas de la región

Las ranas de la laguna
El Cerro de Coyula
La broma fatal
El nahual que se convertía en burro


¿Te gustan las leyendas? ¿Conoces alguna leyenda de tu región?

Voy a compartir contigo algunas leyendas que me contaron y que las escribí para que no se me olviden (algunas también están en mis otros blogs).

Hace más de dos años, mientras estaba formada para realizar un trámite, platiqué con el maestro Teodosio Solís Llaven a quien no veía hacía tiempo. Le pregunté dónde estaba trabajando y me dijo que en un lugar que se llama La Lagunilla. Cuando le pregunté por qué se llama así, si hay una laguna, él me contó la siguiente leyenda:
Las ranas de la laguna

Cuentan que en un lugar llamado “La laguna” vivieron hace mucho tiempo dos jóvenes enamorados que no podían casarse porque los padres de la muchacha no aceptaban al novio. Ella era hija de un hombre muy rico, el cacique del lugar y él, era un joven pobre, por lo que no lo aceptaban en la familia, sin embargo, ellos deseaban casarse y tener muchos hijos.

Un día, la joven decidió fugarse con su novio hacia un lugar lejano, donde no los encontraran, porque sabía que la vida del joven corría peligro.

Cuando el padre se dio cuenta que su hija se había ido con su novio, se enojó tanto que juró matar al joven. Para esto, organizó a todos sus empleados para que los buscaran.

_ ¡Si es necesario, utilicen las armas para que no se escape! ¡Lo quiero vivo o muerto!

Los jóvenes andaban huyendo entre el monte, no sabían a donde esconderse pues los buscaban con perros que olfateaban por donde pasaban.

La joven recordó que conocía a una anciana que vivía cerca de donde ahora hay una laguna en tiempos de lluvia y decidió pedirle ayuda. Llegaron corriendo a la casa de la señora, quien tenía fama de ser hechicera. Desesperada, la joven le pidió que los escondiera porque hombres armados los perseguían para matar al joven, su futuro esposo.

_ Por favor, ayúdenos, se lo suplico.
_ ¿Qué les pasa, por qué corren así?
_ ¡Mi padre nos anda buscando con hombres armados, quiere matar a mi futuro esposo! ¡Por favor ayúdenos a escondernos! ¡Los perros nos van a olfatear!
_ No temas, voy a hacer un hechizo para evitar que los encuentren y los separen.
_ ¿Un hechizo? ¿Cómo nos va a esconder con un hechizo?
_ Te aseguro que no les harán daño. Ustedes vivirán y tendrán muchos, muchos hijos y formarán una gran familia.

_ ¡Sí, sí, eso queremos! ¿Qué podemos hacer?
_ Sólo sigan mis indicaciones. Sólo tienen que caminar hacia allá. _ Dijo la mujer señalando la dirección.
_ ¿Y si nos encuentran?
_ No tengan miedo porque el hechizo funcionará a su debido tiempo.

Los jóvenes siguieron caminando, pero al llegar a donde ahora está la laguna, se sintieron acorralados, ya se oían cerca los perros y los gritos de los hombres, en unos segundos los encontrarían.

_ ¡Este es el fin!, ¡ya nos encontraron!

Los jóvenes pensaron que ahí se acababa todo, que no podrían escapar. Entonces… ¡El hechizo se llevó a cabo!

Cuando los hombres llegaron a donde estaban los jóvenes, guiados por el olfato de los perros, no encontraron a nadie, sólo había dos ranitas saltarinas en ese lugar.

_ ¡Perros tontos, sólo son dos ranas! _ Dijeron los hombres.

Los perros seguían ladrando a las ranitas pero los hombres no les dieron importancia y siguieron buscando a los jóvenes.

Los buscaron por mucho tiempo, por varios lugares pero nunca los encontraron, aunque nunca se explicaron por qué desaparecieron si ellos escucharon cerca sus voces.

Desde entonces, todos los habitantes de La Laguna recuerdan cada año esa fecha porque unos tres días antes de que empiecen las lluvias de junio, por la noche, se escucha un gran escándalo de ranas. Dice la gente del lugar que no dejan dormir con su canto, después, con las primeras lluvias se forma una gran laguna en la que viven felices cientos de ranas.

Profra. Agripina Mendoza Lemus 28 de febrero de 2008
El Sr. Alejandro Hernández Escamilla me contó una leyenda del Cerro de Coyula (la punta del cerro de Tlaxpanaloya. Se pronuncia Tlashpanaloya) cerca de Naupan, Puebla.

El Cerro de Coyula
Cuenta la gente que vive en las cercanías al Cerro de Coyula que hace mucho tiempo en ese pueblo había gente con mucho dinero. Aunque había clases sociales, la gente se había puesto de acuerdo para ayudarse mutuamente para vigilar que se cumpliera con las normas con respecto al casamiento. Todo el pueblo velaba por la virtud de las niñas de doce años en adelante, las cuidaban y vigilaban para que a su debido tiempo salieran del hogar pedidas y bien casadas según la costumbre.

Para evitar que las muchachas se vieran a escondidas con el novio o huyeran de sus casas. Al cumplir los doce años les ponían en los tobillos unas pulseras hechas de semillas huecas de coyoles secos ensartados en tiras de piel. Las muchachas no se podían quitar las coyoleras que sonaban como cascabeles por donde ellas andaban. También indicaban los movimientos que realizaban, por lo que todos estaban al pendiente de algún sonido irregular.

Pero había pobres y ricos y los jóvenes no podían casarse con alguien que no era de su nivel económico. A pesar de esta prohibición un joven rico se enamoró de una joven pobre y se hicieron novios a escondidas. Como sabían que su matrimonio era imposible, decidieron huir para estar juntos para toda la vida. La joven planeó la huida, para esto remojó sus pies con los coyoles para que no sonaran. Como la casa era de madera con puertas unidas con bejucos, ella los remojó para que no sonaran y así pudo salir, pero a pesar de las precauciones que tomó, si se escuchó el ruido de los coyoles que ya se estaban secando cuando ella pudo salir. El padre gritó, pidiendo ayuda y todo el pueblo salió con antorchas en busca de los jóvenes a quienes persiguieron hasta fuera del pueblo. Ellos se sintieron acorralados, no sabían qué hacer o a donde ir, tenían tanto miedo de la separación que se veía venir que reuniendo todas sus fuerzas corrieron y subieron a lo más alto de un cerro. Nadie pudo subir a detenerlos porque ellos les echaban piedras para que no se acercaran. Lo intentaron varias veces pero los jóvenes luchaban por mantenerse juntos. La gente se cansó y se fue a su casa, lo siguieron intentando los siguientes días pero cada vez que empezaban a subir les caían piedras. Nadie más pudo subir y ellos se quedaron allá para siempre, jamás los volvieron a ver. Desde entonces a ese cerro le llaman


Otra leyenda


En agosto de 2006 asistí como invitada a un evento que hubo en la población de Ixtololoya, Pantepec, Pue. Un hombre de edad avanzada contó en idioma Hñahñu (ñañú) a todos los presentes una historia que ha sido transmitida de padres a hijos en esos lugares. Después, su hijo Martín hizo la traducción en español. Yo decidí escribirla para que no se me olvidara, esta es la leyenda:

La broma fatal

Hace muchos años, en un lugar cerca de aquí, vivía un matrimonio que llevaba una buena relación. Los dos se amaban y se cuidaban uno al otro. La esposa atendía el hogar con esmero, tratando de complacer a su esposo con la deliciosa comida que le preparaba. Por su parte, el hombre trabajaba diariamente para que en el hogar no faltara lo necesario y su mujer se sintiera satisfecha. Sin embargo, aunque no tenía ningún motivo para desconfiar, él no estaba seguro de su amor y se preguntaba si lo amaba sinceramente.

Un día, comentó sus dudas a sus cuatro peones y les pidió que lo ayudaran a fingir que estaba muerto para probar el amor de su esposa. Ellos aceptaron y escucharon su plan. El hombre fue al monte a buscar unas hierbas, las machacó y se untó el jugo de las plantas en todo el cuerpo para aparentar que estaba muerto. Después de algunos minutos se durmió y su cuerpo se puso tieso por el efecto de las hierbas.

Los peones lo llevaron a su casa y le dieron la noticia a la pobre mujer, quien al verlo inmóvil, creyó la mentira y enloqueció de dolor al ver a su esposo muerto. Desesperada, tomó una reata y salió corriendo hacia el monte. Ahí lanzó la reata a la rama más fuerte de un árbol, le hizo un nudo y apretó. Después, se subió al árbol, tomó el otro extremo, se lo ató al cuello y se dejó caer.

Cuando el hombre despertó del sueño que le provocaron las hierbas, se enteró de la terrible noticia y se sintió muy mal. La culpa lo atormentaba porque su amada esposa murió por la broma que él hizo.

Desde ese día, ya no volvió a ser el mismo. El remordimiento, la soledad y la tristeza no le permitían vivir tranquilo. Diariamente bebía una gran cantidad de alcohol para ahogar sus penas y tratar de olvidar. Así, durante mucho tiempo, vagó por calles y veredas, buscando inútilmente a su esposa muerta, llamándola y llorando su desgracia.

Una noche, cansado de tanto vagar por las calles, se sentó a llorar en un tronco de árbol, cerca del cruce de dos caminos. Lamentaba en voz alta su desgracia, pidiendo perdón a quien ya no lo escuchaba, hasta que un viejo búho que pasaba por ahí, escuchó sus lamentos, se le acercó y le preguntó que le pasaba.

El hombre le dijo que él era el causante de la muerte de su esposa y que estaba muy arrepentido.

_ ¿Cómo fue? _Preguntó con curiosidad el búho.
_ Tenía dudas del amor de mi esposa y me fingí muerto para probar su amor. Ella creyó que estaba muerto y se suicidó. Y ahora yo no sé que voy a hacer sin ella. Quisiera ir a buscarla a donde está pero sé que no se puede porque ella ya no está en este mundo.
_ Hay una manera.
_ ¿Cuál es? _ Preguntó esperanzado el hombre. _ ¡Por favor, dime como puedo llegar hasta ella!
_ Tendrías que comer un chocolate muy especial para poder llegar al mundo de los muertos.
_ ¡Dame ese chocolate, por favor! Yo haría cualquier cosa para estar otra vez con mi mujer para pedirle que me perdone por la broma que le hice.
_ Está bien, voltea tu cabeza hacia arriba, cierra los ojos y abre la boca para que yo te pueda dar el chocolate. No trates de mirar, porque si lo haces, no podrás ir a donde ella está.

El hombre cerró los ojos y abrió la boca esperando el chocolate. El búho voló sobre su cabeza y justo al pasar en dirección a su boca, dejó caer su excremento en la boca del hombre, quien lo masticó sin saber que era. Cuando terminó, el búho lo condujo al centro del cementerio, donde hay una cruz. Según la tradición de esa población, cuando alguna persona muere la llevan primero al centro y después hacia el lugar que le corresponde.

_ ¿Qué vamos a hacer aquí? _ Preguntó asombrado el hombre.
_ Quita la piedra que está atrás de la cruz. _ Dijo el búho. _ Ahí está oculto el camino que lleva hacia el mundo de los muertos.

El hombre quitó la piedra que cubría la entrada de un oscuro túnel, bajó por una estrecha escalera de piedra y caminó mucho hasta encontrar el lugar que le indicó el búho. Ahí todo era distinto a lo que hay en este mundo, pero él sólo quería encontrar a su esposa. Después de tanto buscar, por fin supo donde estaba, pero para su desgracia, ella ya estaba casada con otro hombre.

Cuando la encontró, ella estaba esperando a su nuevo esposo que aún no llegaba del trabajo. El hombre le dijo que estaba muy feliz de volver a verla y le pidió que regresara con él.

_ Todavía estoy muy molesta por la broma que me hiciste. _ Dijo la mujer. _Además, no puedo volver contigo porque estoy muerta y ya tengo otro esposo a quien no puedo abandonar.

Él le pidió perdón por el daño que le causó, le dijo que estaba muy arrepentido, que la amaba y que la extrañaba mucho. Trataba de convencerla para que regresara con él, pero justo en ese momento llegó su marido. Asustada le dijo que su nuevo esposo se iba a enojar si lo encontraba y le pidió que se escondiera en el tapanco, que es una especie de tarima o piso de madera que se pone sobre vigas en el techo de la casa. Ahí se escondió entre las herramientas y las semillas.

_ Aquí huele muy raro ¿Qué es lo que huele así? _ Dijo el marido al entrar a la casa.
_ No sé, yo no percibo ningún olor _ Contestó la mujer.
_Es algo que no corresponde a este mundo.
_ No sé de dónde viene ese olor.

El esposo vivo permaneció escondido dentro de la casa durante toda la noche porque no tuvo oportunidad de salir, pero cuando notó que el matrimonio dormía, se acercó a la mujer y la tomó de los brazos, pero al hacerlo sólo sintió sus fríos huesos.

Al día siguiente, la mujer le dijo que estaba muy adolorida porque la había tocado.

_ Me has lastimado con tus manos, no debiste tocarme. Ahora estoy muerta y no puedes tocarme porque me lastimas, mira las marcas que me has dejado en los brazos.
_ Pero yo quiero volver a estar contigo, no quiero que nos volvamos a separar.
_Yo no puedo volver, tú lo sabes.
_ Entonces déjame quedarme aquí contigo para siempre.
_ Si quieres estar aquí debes regresar a tu mundo, sólo así volverás.
_ Pero, ¿cómo podría regresar?
_ Eso lo sabrás a su debido tiempo.
_ Está bien, volveré si eso quieres.

El hombre regresó a este mundo, preguntándose cuándo y cómo iba a volver. Era una noche muy oscura y no se veía bien el camino. Iba caminando lentamente por la vereda que lleva a su casa, cuando de pronto, una víbora venenosa lo picó y le inyectó su veneno. En unos minutos, el hombre falleció. Al otro día, la gente del pueblo lo encontró muerto y lo sepultaron junto a los restos de su esposa. Así fue como el hombre por fin pudo reunirse con la mujer que tanto amó.

El Nahual que se convertía en burro

Cuentan que en la Sierra Norte de Puebla, hace tiempo vivía un hombre con una extraña mirada. La gente le tenía miedo porque se comentaba que era un nahual que se transformaba en animal.
Un día, este hombre extraño caminaba a pie con su compadre por la pendiente de Papaloctipan, pues por aquel tiempo no había carretera. Era temporada de lluvias  pero ellos tenían urgencia en llegar a La Ceiba, pero cuando llegaron al río  estaba muy crecido y no podían pasar caminando ni nadando.

 _No vamos a poder pasar, el río está muy crecido. ­_Dijo el compadre
_Si pasaremos compadre. _ Dijo el nahual.
_ Pero… ¿cómo compadre?, no se puede, nos va a arrastrar la corriente.
­­_Ya verás que si se puede compadre, ¡cruzarás el río! Yo voy a ver cómo le hago pero tú pasarás. Sólo te digo que si ves un burro cerca de ti, no dudes en montarlo para cruzar el río.
_Hay compadre, que cosas dices, ¡Cómo va a aparecer un burro para que lo monte!
_Tú haz lo que te digo, ya verás que lo lograremos.

El compadre no se dio cuenta cuando desapareció el nahual, cuando volteó a verlo, no estaba, en su lugar había un burro. Recordando lo que le había dicho el nahual, montó al burro y cruzó el río. Al llegar a la otra orilla, el compadre se bajó del burro para buscar al nahual, pero al darle la espalda al burro, éste desapareció y ahí estaba el nahual, quien le habló al compadre.
_Ya ves compadre, pudiste pasar el río.
_ ¡No me asustes compadre, hace un momento no estabas ahí! ¿Dónde estabas?
_Por ahí compadre, lo que importa es que pudimos cruzar el río.
_ ¿Y tú como pasaste compadre? No te vi. Aquí estaba un burro y ya no está. ¿A dónde se fue?
_ No sé, eso es un misterio._ Contestó el nahual con una sonrisa extraña.
Así fue como el hombre comprobó que lo que se decía de su compadre era verdad.

quien había escuchado esos comentarios pero a pesar de la amistad entre ellos, no se había atrevido a preguntarle si era un nahual.

No hay comentarios.: